_TCG9441.jpg
 

Cámara Lúcida

 

Curso de fotografía para personas ciegas

"Cámara Lúcida" es un curso de fotografía para personas ciegas o con discapacidad visual grave. Busca aumentar la confianza en la capacidad personal de los asistentes y facilitar que su voz se oiga.

 
 

Introducción

Este curso, de tres meses de duración, provee a los asistentes con los conocimientos y herramientas necesarios para expresarse por medio del lenguaje de la fotografía. Para ello se adaptan los contenidos y la metodología a la realidad de las personas ciegas. La primera edición de este programa la realicé por encargo de la Fundación Disa.

El hecho de que la fotografía y la ceguera se entiendan en principio como términos antagónicos hace que el desarrollo personal de las personas que asisten al curso sea mucho mayor de lo que lo sería con personas que pueden ver. No solo aprenden a hacer uso de un lenguaje nuevo, sino que además derrumban un muro erigido por el desconocimiento.

El otro gran objetivo del proyecto es que, gracias al uso de la fotografía, la voz de los asistentes sea escuchada. Los propios participantes son quienes definen el mensaje que quieren transmitir. 

Por lo tanto, siempre y cuando los participantes se sientan seguros y deseen hacerlo, aporta mucho valor al proyecto la realización al final del mismo de una exposición colectiva que tenga repercusión en los medios de comunicación. 

 
 
 Visita a la Fundación Martín Chirino. El trabajo de las personas voluntarias es fundamental para ayudar a comprender el entorno.

Visita a la Fundación Martín Chirino. El trabajo de las personas voluntarias es fundamental para ayudar a comprender el entorno.

 
 

Estructura

El trabajo se distribuirá en las siguientes fases:

Calentando motores

En esta breve fase inicial exponemos los objetivos que propone la organización y solicitamos que los participantes propongan sus propios objetivos. Es importante no crear falsas expectativas. También se expone la dinámica y se llega a un consenso de las “normas” en cuanto a asistencia, puntualidad, etc. Terminamos realizando dinámicas de grupo para romper el hielo y conocernos. 

Descubriendo la fotografía

Un grupo de sesiones en las que nos centramos en aprender técnica fotográfica. Después de una discusión introductoria sobre el significado de la fotografía para cada uno de los presentes, hablamos sobre la cámara y su cuidado, para luego dedicarnos a entender las claves para obtener una fotografía de calidad (composición, puntos de vista, tipos de plano, uso de la luz…). En estas sesiones combinamos partes de teoría con prácticas, en las que damos mucha importancia a los “juegos”; actividades en las que de forma lúdica se practica lo aprendido, y también con análisis en grupo de las imágenes realizadas. Ésto último es fundamental. Es una de los ejercicios más enriquecedores.

Hablando claro con imágenes

Una vez controlada la técnica trabajamos el qué decir con las imágenes. Primero dedicamos un tiempo a abordar las necesidades y peculiaridades del colectivo; cómo es la vida de una persona ciega, qué les gustaría que cambiara, cómo lo comunicarían con fotos… Luego pasamos a trabajar sobre temas concretos, primero sencillos y luego más complejos, para terminar con reportajes fotográficos en los que los participantes hablen sobre sus propias historias. Ellos eligen el tema que les motiva. Analizamos previamente cómo figuras destacadas del mundo de la fotografía han abordado proyectos similares.

Dando fuerza al mensaje

Para terminar, le damos coherencia al trabajo por medio de la edición (selección de las imágenes que se quedan y las que no) y la secuenciación (orden en el que se presentan las imágenes para transmitir un mensaje en concreto), para después producir las piezas finales (procesado de las imágenes para su posterior impresión) y montar la exposición.

 
 
He aprendido a leer en cada fotografía mas allá de lo que se ve superficialmente.
He comprendido que, además de mirarlas con la vista, también se deben mirar con el alma.
— Armando Arencibia
Da gusto ver cómo transmite Tomás su pasión por la fotografía. Ojalá vuelva a tener la oportunidad de hacer un nuevo curso o una simple salida para seguir haciendo fotografías con él.
— Ana Díaz
El día de la clausura me impactó ver los trabajos de mis compañeros. Allí estaba expuesto el trabajo de muchas horas, cada uno reflejando la personalidad de su autor.
— Abel González
 

A quién va orientado

Este programa va dirigido a personas ciegas o con discapacidad visual grave. No es necesario que cuenten con conocimientos previos en fotografía.

 
 

Requerimientos

Todas las personas que participen necesitarán contar con una cámara fotográfica. En caso de no contar con una, contamos con diez cámaras digitales para alquilar.

Las personas totalmente ciegas necesitarán ser acompañadas por una persona voluntaria que le ayude, por un lado, a entender el espacio en el que se encuentra y, por otro, a seleccionar las fotografías, de entre el bruto de imágenes obtenidas, que mejor representen el mensaje que quiera transmitir.

 
 
 

¿Te interesa?

¿Quieres que te avise cuándo tendrá lugar la próxima edición de este programa? ¿Te gustaría plantearme de la posibilidad de organizar uno? ¡Hagamos que ocurra!

Nombre *
Nombre
 
EN
ES